A pesar de la condena el culpable de un violento robo quedara libre hasta que la sentencia quede firme

 

El hecho ocurrió en el mes de febrero cuando José Antonio Godoy junto a otras personas realizaron una entradera violenta al domicilio de un repartidor de diarios. Los delincuentes golpearon ferozmente a su dueño, Luis Navarrete y a su esposa.

Finalmente la justicia declaró culpable a José Antonio Godoy por el delito de robo agravado por el uso de arma de fuego en carácter de coautor y recibirá una pena de cumplimiento efectivo que irá  entre los 5 y los 15 años de prisión pero hasta que la sentencia no quede firme, Godoy quedara libre.

 

Según quedo establecido en la sentencia presidida por los jueces Leandro Nieves, Beatriz Martínez y Mario Tomassi, Godoy junto a dos delincuentes más, ingresaron al domicilio del propietario Luis Navarrete ubicado sobre la calle Traful 357 del B° Chachil portando dos armas de fuego para cometer el violento asalto.

Esa madrugada, Luis Navarrete quien realiza la distribución de un periódico y servicio de mensajería en la zona, abrió el portón de su domicilio junto a su chofer Juan Carlos Mellado para realizar la distribución momento en el cual fueron sorprendidos y violentamente abordados  por Godoy quien junto  a otros dos  delincuentes apuntaron con dos armas de fuego a Navarrete y a su chofer, al cual le GRITABAN “QUEDATE QUIETO..TIRATE AL PISO, NO MIRES…”. Bajo amenazas y golpes redujeron a las víctimas para que ingrese al domicilio y  asi atarlos con alambre propinándoles golpes en la cabeza y las costillas a Navarrete, al mismo tiempo los delincuentes le reclamaban que diga dónde estaba la caja fuerte con la plata. Los gritos despertaron a María Isabel Soto, esposa de Navarrete, la cual estaba en el dormitorio durmiendo, se levantó para ver qué era lo que sucedía, al llegar al pasillo fue golpeada en la cabeza por uno de los delincuentes, lo que provoco que cayera al piso y en forma inmediata fuera atada con alambre en sus manos y así inmovilizarla, golpeándola en diferentes partes de su cuerpo a la vez que le exigieron: “DAME LA PLATA, DONDE ESTÁ LA CAJA FUERTE, SINO ME DECÍS DONDE TENÉS LA PLATA, LE VOY A PEGAR UN TIRO EN LA CABEZA A TU MARIDO”. Los delincuentes no encontraron la caja fuerte porque no existía y se terminaron llevando unos 30.000 pesos y  joyas del matrimonio que recuperó la policía durante los posteriores allanamientos.

Tras la sentencia, Godoy gozara de la libertad hasta que quede firme la condena.

zapala8340.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *