Tres casos de Síndrome Urémico alertan a la región

El Ministerio de Salud Pública de Río Negro confirmó que se diagnosticó esta enfermedad a niños de Neuquén, Río Colorado y Roca. Sólo uno estuvo grave, fue derivado de urgencia a Bahía Blanca y tras la diálisis experimentó una leve mejoría.

La falta de higiene en alimentos o en los domicilios dejó como saldo a tres niños de corta edad con Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), todos con gravedad moderada. Así lo confirmó el diagnóstico realizado por el Ministerio de Salud Pública de Río Negro.

Uno de los niños, de cinco años y oriundo de Río Colorado, fue derivado de urgencia a Bahía Blanca, donde fue sometido a tratamiento de diálisis y luego experimentó una leve mejoría.

El segundo caso fue de un niño de un año y 11 meses de General Roca internado en principio en el hospital López Lima. Luego algunos allegados a la familia de profesionales médicos solicitaron su traslado al hospital Castro Rendón de Neuquén.

A propósito de este nosocomio, se informó oficialmente que recibió a una niña oriunda de esa ciudad que pasó las fiestas en Mainqué donde contrajo esa afección.

La cartera sanitaria, por intermedio de profesionales de las coordinaciones de Epidemiología y de Salud Ambiental y referentes locales, realizó la investigación de cada caso y sus contactos.

No obstante, el Ministerio ante el aumento del riesgo de esta enfermedad en meses cálidos, recuerda las recomendaciones para prevenir el SUH. Se trata de una enfermedad transmitida por alimentos contaminados con un tipo específico de la bacteria Escherichia coli que se encuentra, frecuentemente, en el intestino del ganado bovino y otros de granja.

La principal forma de contagio es mediante el consumo de carne picada cocida de forma insuficiente, leche no pasteurizada, frutas y verduras lavadas con aguas contaminadas u otros alimentos contaminados. También se puede contagiar de persona a persona por falta de higiene.

Principalmente afecta a niños y ancianos, aunque los adultos también pueden padecerla, especialmente aquellos que tengan su sistema inmunológico deprimido.

Esta enfermedad se manifiesta con una diarrea, a veces con sangre, fiebre y/o vómitos, decaimiento y deshidratación, luego evoluciona hacia la colitis hemorrágica con una duración de cuatro a seis días, el paciente rápidamente se torna pálido y anémico.

Puede presentar complicaciones evolucionando hacia el SUH presentando fallas en la función de los riñones. La enfermedad puede ser muy grave.

Por ese motivo, Salud advirtió que mientras estos síntomas persistan hay que evitar la manipulación o preparación de alimentos y acudir al centro de salud más cercano.

El coordinador de Epidemiología, Horacio Echenique, señaló a “Río Negro” que “los padres aseguran que la carne estuvo bien cocida pero pudo haber contaminación cruzada (entre los utensilios) o bien antecedentes por contacto con animales”.

“Si la carne estuvo bien cocida pudo haber contaminación cruzada (entre los utensilios) o por contacto previo con animales”
Explicó Horacio Echenique, coordinador de Epidemiología.
Fuente RN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.